Los aportes de Rómulo Gallegos al cine nacional

La gráfica corresponde a la noche del estreno de ´Juan de la calle`, el 11.11.41. Se puede observar al director Rafael Rivero junto a Rómulo Gallegos y el Doctor Luis Beltrán Prieto Figueroa y los demás integrantes

La gráfica corresponde a la noche del estreno de ´Juan de la calle`, el 11.11.41. Se puede observar al director Rafael Rivero junto a Rómulo Gallegos y el Doctor Luis Beltrán Prieto Figueroa y los demás integrantes del reparto

Muchos conocen la trayectoria como escritor y político de Rómulo Gallegos, quien este 5 de abril cumplió 48 años de su fallecimiento, pero pocos saben de los aportes que le brindó a la industria cinematográfica nacional en las décadas de los años 40, pues este ilustre venezolano escribió muchos guiones y sus novelas se inspiraron en varias películas que fueron una verdadera sensación para la época, además fue fundador de una empresa productora netamente nacional llamada Estudios Ávila.

De la información recogida en el interesante libro ‘Historia del cine venezolano, 1897-1957’, que se encuentra en la B.P.C. ‘Leonardo Ruiz Pineda’, hay que indicar que su incursión en el cine se produjo en 1925. Su novela ‘La Trepadora’, se inspiró en la cinta del mismo nombre, donde el novel escritor hizo el guion y la adaptación, obteniéndose grandes éxitos gracias al tema, el reparto y la rica producción que entusiasmaron a la prensa y público en general.

En 1938 fundó Estudios Ávila (hasta 1942) la primera empresa cinematográfica en el país que, con aspiraciones culturales y comerciales, se ocupó de la producción y de la propaganda institucional a través del cine. Fue a través de esta productora que el novelista, en íntima relación con el cineasta Rafael Rivero Oramas, realizó en 1941, el largometraje de visos neorrealistas titulado Juan de la Calle.

En ‘Juan de la calle’, además, se encargó del argumento y los diálogos. Esa cinta resultó el primer intento del cine social en el país de tratar temas muy discutidos como la infancia abandonada y la delincuencia en las grandes ciudades.

Debido al éxito nacional e internacional alcanzado con su novela Doña Bárbara, en 1942 llevaron a la pantalla esta obra basada en su argumento y, finalmente, un año después se grabó con la empresa Grovas S.A. Flims. Allí el escritor se encargó de la adaptación y los diálogos.

Esta película, en coproducción mejicano-venezolana, fue un éxito en las taquillas donde se exhibió, pues resultó muy atractiva ante la crítica debido a su original argumento que para la época se había constituido en un verdadero boom editorial y su protagonista, la mejicana María Félix, era una de las actrices más solicitadas del momento.

En 1944 se grabó la Trepadora, otra novela de Rómulo Gallegos y allí el maestro figura como el encargado del argumento y adaptación, la cual no tuvo el éxito de Doña Bárbara, quizá porque le faltó cierto tinte social y más bien trató la ordinariez de algunos personajes de la burguesía venezolana de la época. /Fin Daniel Useche.

La cinta Juan de la calle resultó el primer intento del cine social en el país de tratar temas muy discutidos como la infancia abandonada y la delincuencia en las grandes ciudades

La cinta Juan de la calle resultó el primer intento del cine social en el país de tratar temas muy discutidos como la infancia abandonada y la delincuencia en las grandes ciudades

María Félix, un imán de taquilla para la época, y el argumento de la cinta, contribuyeron para que la misma fuese todo un éxito

María Félix, un imán de taquilla para la época, y el argumento de la cinta, contribuyeron para que la misma fuese todo un éxito