Corposalud y nutricionistas del Táchira se unen para combatir déficit alimenticio infantil

Directiva de Corposalud

Directiva de Corposalud. Foto: Prensa Corposalud.

“Es importante recalcar que la desnutrición viene por la falta de las tres comidas diarias con los nutrientes necesarios para el desarrollo de los niños. Cuando los pequeños llegan al Hospital con estas carencias alimenticias más problemas intestinales o respiratorios es más difícil salvarles la vida”, así lo aclaró el subdirector médico de este centro asistencial, Diego Soler, tras las muertes reportadas en los últimos días en el principal recinto hospitalario del Táchira.

Explicó Soler que un niño bien nutrido que presente las patologías mencionadas, con un tratamiento médico adecuado probablemente logre salir adelante, pero un paciente desnutrido tardará mucho más en recuperarse o quizá se produzca el fallecimiento.

Siempre ha existido la desnutrición, lo que sucede es que ahora hay un repunte en los casos de niños desnutridos y el problema se ha agravado en los últimos meses donde han aumentado de manera exponencial los casos”, dijo.

Añadió el galeno que de los 15 niños que se encuentran hospitalizados en la emergencia pediátrica, alrededor de ocho están desnutridos y padecen enfermedades respiratorias y gastrointestinales agudas, pero pese al cuadro clínico el personal de salud está haciendo todo lo posible para mejorarles su condición de salud.

Por su parte, Alicia Pimental, jefe de la emergencia pediátrica detalló que desde el mes de julio a la fecha han fallecido 13 niños con problemas de desnutrición, y mostró preocupación por el aumento de este diagnóstico, ya que por ejemplo en la consulta pediátrica de este martes, de 13 niños seis tenían bajo peso.

Pimental resaltó que el tema se tomó con preocupación, “porque estos niños cuando crezcan su nivel cognitivo, entre los 15 o 20 años de edad se verá disminuido, es decir, van a ser pacientes que no van a tener el mismo nivel intelectual”.

Un problema país

Por su parte, Ildemaro Pacheco, presidente de la Corporación de Salud del estado Táchira, precisó que el problema de la desnutrición, es producto de la crisis económica que vive el país.

Precisó que están trabajando con el Colegio de Nutricionistas del Táchira, en un plan de educación a nivel estadal, porque también el problema de desnutrición se puede contrarrestar enseñando a la gente a comer de manera adecuada y a buscar suplementos proteicos.

“Si nosotros profesionales con un trabajo estable tenemos dificultad para el acceso a la comida, pues existen muchos más problemas en los sitios más humildes de la sociedad”, dijo.

Precisó, que el Hospital Central, recibe aportes por parte de Mercal, quien suministra carne, pollo, vegetales y verduras, “estamos proponiendo para el 2018, un presupuesto de por lo menos 27 millones de bolívares mensuales, ósea que estamos con un déficit mensual de 25 millones para poder prestar un servicio óptimo en materia de alimentación”.

En cuanto a soluciones para tan grave problema, Pacheco informó que para el caso de los niños que están en la UCI Neonatal, quienes reciben lactancia materna, sus madres, que en muchas oportunidades también están desnutridas, recibirán la alimentación por parte del Hospital Central de San Cristóbal, a partir de este viernes 24 de noviembre.